Ciudad Quesada, Alajuela

15 de octubre de 2021
Editorial Team

Decomisan Madera de almendro amarillo iba oculto en un camión repartidor.

Policial

En una nueva acción de la Fuerza Pública para combatir los delitos ambientales en la zona norte, un cargamento de madera de almendro amarillo fue decomisado en Cutris de San Carlos.

De acuerdo con un fallo de la Sala Constitucional emitido en el 2008, el almendro amarillo “está protegido a su vez prohibiendo la corta, industrialización y comercialización por ser una especie en peligro de extinción y por ser el hábitat de la Lapa Verde también en peligro de extinción”.

El cumplimiento tuvo lugar el martes en la localidad de Bellavista, en el citado distrito sancarleño fronterizo con Nicaragua, durante un control de carreteras efectuado por personal de la #FuerzaPúblicaCR.

Tras recibir una alerta sobre un posible caso de transporte ilegal de madera, los oficiales procedieron a revisar el citado camión, el cual era conducido por un costarricense de apellido Esquivel, a quien acompañaba otro hombre.

Tras solicitarle que abriera el cajón del vehículo, en vez de encontrarse con víveres u otros artículos que normalmente son transportados en ese tipo de camiones, lo que los policías descubrieron fueron cuatro tucas de almendro amarillo.

Como es usual en estos casos, el conductor no portaba ninguna documentación que comprobara la tala legal y el transporte autorizado de la madera.

Es por ello que, tras coordinar con funcionarios del SINAC y la Fiscalía de San Carlos, el camión y la madera fueron incautados y llevados hasta la delegación policial de Boca Arenal de Cutris.

De igual manera dicha fiscalía ordenó aprehender a los dos ocupantes del camión, quienes fueron puestos a disposición de la citada instancia judicial, la cual determinará si se cometió algún delito ambiental

Cabe señalar que dicho camión ya había sido interceptado en otras ocasiones con madera en trozas que eran trasladadas ilegalmente.

Aunque el valor de la madera podría superar los cuatro millones de colones, el daño ambiental provocado por destruir el principal hábitat de la lapa verde es algo que podría ser incalculable.

Deja un comentario